El Hada Luchadora De Bodmin

Joan Wytte nació en Bodmin en 1775 y murió en 1813 de pulmonía bronquial en la cárcel de Bodmin, a los 38 años. Su carácter violento le llevo a ser encerrada por la agresión a otros habitantes del pueblo; debido a su irritabilidad producto de algunas dolencias físicas, además acusada de brujería y hechicería por…

Allí

Por el sendero de las ilusiones no sentidas, en el camino sin recorrer, allí, donde tus pies por primera vez rozan la hierba y la arena, del cálido murmullo del dolor, sendero de saberes lejanos, ajenos, engendrados. Borrados por tu sentir aéreo, por tu volar nocturno, de libertad, del deseo eterno, del saber, devoradora de…

Una maldición para ti

Por primera vez la oscuridad cede ante mi tortura, es ella, la que no permite olvidarte y es más ominosa de lo que había imaginado. Me lastima lo incontable, aniquila el deseo, mata poco a poco el sentido y las sensaciones. Aprendí del hacer daño, del disfrutar hacerlo, a reír de las lágrimas ajenas. He…

Tu recuerdo

Tu recuerdo se ciñe como alergia maldita, revive y alienta el dolor, donde el silencio se pausa, para clamar tu oscuro despertar. El delirio que me atrapa en la penumbra, los ígneos brazos que se esfuerzan y los susurros del camino perturbado, se adhieren a pesar del rechazo. Las dolencias que no se olvidan; con…

La oscuridad me llama

La oscuridad extrañamente se hace presente, sin ser percibida en el silencio de la ausencia, en la suave calma sepulcral. La oscuridad me llama de forma tierna, me provoca, es imposible no intentar acariciarla. Susurra un nombre hecho de suspiros, se que el terror se encuentra en sus entrañas, la oscuridad seductora me llama, me…

Deseos

¿Qué permitiría la tristeza de la distancia? Solo el infinito de las posibilidades, no es el espacio de las ficciones, tampoco el universo de los deseos. Que estado oscuro el imaginado en el que te encuentro, allí en la distancia donde mis brazos se lanzan al vacío, en el imaginario posible de las casualidades. Sí…

Imagino que existes

Imagino que existes, que en algún lugar estas. Se que existes, porque puedo imaginarte; porque sé como eres y como piensas. Se que existes, porque en tus pensamientos yo no existo. En esta leve brisa que me distrae veo tus cabellos cubrirte el rostro, no puedo describirlo. Aunque se como eres, que tras de ti…

Lilith

Por el sendero de las ilusiones no sentidas, en el camino sin recorrer, allí, donde tus pies por primera vez rozan la hierba y la arena, del cálido murmullo del dolor, sendero de saberes lejanos, ajenos, engendrados.

Que triste sería despertar

Anoche un recuerdo me tomó por sorpresa, la imagen de tu piel ocultó de mis ojos el universo y de forma abrasadora, purificó mis pesadillas. Mientras la oscuridad me invadía lentamente, de mis venas retumbaban queriendo salir todos mis deseos líquidos. El erizar provocado por el susurro del cálido aliento, y aquel desterrar de las…

Sueño

Mi bella, no sabes cuanto adoro ese mundo de las ideas, en el que tus manos se enlazan a las mías, en el que caminamos el mismo sendero. Ese mismo mundo, en el que tus pies transforman en hierba las piedras que acarician, el mismo camino, el mismo río. Las mismas aguas que te cubren…

Amor de mi dolor

Amor de mis días, terror de mis noches, cuanto más te espero, mayor es mi desgracia, amor de mi dolor. Torturador de lo poco que queda, que difícil es saber que estas aquí para alejarte … que difícil es no dejarte marchar.