Tradición versus Tecnología Educativa

Ciclo de Educación Virtual (Universidad Tecnológica Nacional, Argentina)

Desde el aporte de una especialista en e-learning, realizamos un análisis comparativo entre las modalidades educativas tradicionales y las recientes innovaciones pedagógicas introducidas por las nuevas tecnologías.

El desarrollo de las estrategias didácticas y pedagógicas tradicionales plantea numerosas diferencias con las innovaciones que traza la tecnología en el ámbito educativo.

A partir de las reflexiones expresadas por la especialista en e-learning y responsable del Área de Capacitación de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Silvia Bek, en el marco del “Ciclo de Educación Virtual” desarrollado por la Universidad Tecnológica Nacional (Argentina) en octubre de 2002, rescatamos las siguientes comparaciones:

-En la educación tradicional el evento educativo se produce en un solo lugar y un solo momento; los estudiantes aprenden en el sitio donde se encuentra el instructor y solo mientras se encuentren frente al él. Gracias a la tecnología, el alumno selecciona el lugar y el momento en que desea estudiar; el entrenamiento es un evento permanente pues el estudiante accede al curso cuando lo necesita.

-En la educación tradicional la calidad y los contenidos del entrenamiento dependen de los conocimientos del instructor y su habilidad para compartirlos, así como de su estado de ánimo. Con la incorporación de las nuevas tecnologías, los cursos son diseñados conjuntamente por expertos en educación y tecnología; todo estudiante tiene acceso al mismo contenido, con la misma profundidad.

-En la educación tradicional observamos un solo curso para todos; es decir, que todos los alumnos reciben el mismo contenido en una sesión, independientemente de su nivel de conocimientos. Gracias a las modernas tecnologías, una preevaluación al inicio del curso define las fortalezas y debilidades del estudiante, para centrar la capacitación exclusivamente en los puntos flojos encontrados; se trata de un curso personalizado para cada alumno.

-En la educación tradicional la capacitación se dicta al ritmo que el instructor considera mejor para el promedio de sus estudiantes; y si uno de ellos queda con debilidades al final del curso, debe estudiar por su propia cuenta o repetir el curso completo. Con la incorporación de las nuevas tecnologías, cada alumno aprende a su propio ritmo y puede repetir una lección las veces que desee en forma permanente.

-En la educación tradicional no hay aprendizaje continuo; terminada la capacitación, el estudiante debe recurrir a fuentes escritas, compañeros o soporte técnico para solucionar sus inquietudes o deficiencias de aprendizaje. En cambio, las innovaciones tecnológicas en materia de educación, permiten la capacitación continua; los alumnos acceden el curso en forma permanente.

-En la educación tradicional los horarios de estudio son fijos. En el marco de las nuevas tecnologías, cada estudiante es responsable por fijarse sus propios horarios y cumplirlos, como así también por cumplir sus propias metas de estudio.

-En la educación tradicional suelen presentarse dificultades para administrar un plan de entrenamiento que contemple varios alumnos y varios cursos, y para medir el aprendizaje alcanzado, corrigiendo sobre la marcha las debilidades de los estudiantes. Gracias a la implementación de las modernas tecnologías, un software de administración permite planear el plan de desarrollo de cada usuario y hacer un seguimiento en línea a través de reportes. Asimismo, las evaluaciones dentro del curso, permiten tener un completo control del aprendizaje durante el desarrollo del mismo, facilitando la corrección sobre la marcha de las debilidades de los alumnos. Vale destacar que en estos casos, el software de administración recolecta la información de todos los usuarios, tiempos de aprendizaje y puntajes obtenidos.

Frente a estas comparaciones podemos preguntarnos cuál de ambas alternativas resulta más conveniente. En última instancia, el éxito de las mismas dependerá tanto de quienes las implementen, como de la plataforma tecnológica que utilicen y de los alumnos que las elijan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.