00. Prólogo

en

DEDICATORIA : A los Dioses del Futuro.

He aquí un Libro que será maldito y execrado y condenado por toda la gente que actualmente habita en la Tierra, salvo por una exigua minoría diseminada que les sobrevivirá.

Como mucho, las personas más complacientes podrían aceptar que las palabras contenidas en este Libro se les hicieran saber después de muertos; pues suponen que entonces se adquiere una humildad a toda prueba, muy apta para comparecer ante el Divino Tribunal.

Y eso sólo en el caso de que hubiera un tal Tribunal después de la muerte, que no es desde luego la opinión que está más de moda.

Por lo general se piensa que lo más probable que sucede con la consciencia personal del muerto es que se extingue. Se basan para ello en que los difuntos dan encefalogramas planos; lo que parece demostrar que ni piensan ni sienten ni sueñan. Lo cual es verdad, pero no toda la verdad : Primero habría que definir Qué Somos : Si uno es sólo un cuerpo, o es eso y también es algo más : Un alma, por ejemplo, o algún tipo de estructura psicomental que sobrepasa de algún modo el volumen contenido en el pellejo.

Estructuras psicomentales las hay, tales como la música que compone el músico, las aportaciones de los científicos, o el conjunto de relaciones de cualquier persona viva, cosas todas que no pueden medir los encefalogramas.

Decir pues que uno es sólo un cuerpo es quedarse muy cortos. Uno es algo más que unos kilos de carne y hueso, cerebro y nervios.

Lo cual demuestra que la ignorancia actual es grande en cuanto se refiere a las realidades psicomentales que somos quienes nos llamamos Personas, que significa Máscaras, lo que etimológicamente está afirmando que tras esas Máscaras o Personas nos ocultamos la Otra Gente Verdadera que realmente Somos Nosotros.

En tales condiciones, ¿ quién puede afirmar o negar algo sobre la pervivencia o no de la consciencia personal después de la muerte de su cuerpo físico, cuando aún nada se sabe de la estructura psicomental de la que forma indisolublemente parte la consciencia personal ?

Cuando Nos enseñen un alma muerta creeremos que las almas también mueren, pero, mientras tanto habrá que seguir pensando que Lo Que No Conocemos que estaba en un cuerpo vivo ha tenido que pasar, por muerte de su cuerpo, a otra parte tan real y física como la anterior.

En Algebra, a lo que no se conoce se le llama X, o Incógnita. La incógnita aparece como tal siempre que se plantea un problema o pregunta. En nuestro caso, el Problema es la muerte, y la Pregunta es “¿_qué pasa con la consciencia personal después de la muerte_?” :

Algo tiene que pasar : o extinguirse, o sobrevivir, o lo que sea : Y a un Problema como ése, ni como ninguno, se le puede responder con una simple opinión, ni darlo por resuelto con la moderna chuchería del encefalograma plano :

Hay que investigar, siquiera filosóficamente, la cuestión. En Matemáticas, donde tampoco hay nada que agarrar con las manos, ya que sus Entes son inmateriales, los problemas se resuelven aplicando una facultad llamada inteligencia, que es también lo que todavía se entiende por Inmaterial. Y nadie podrá negar que las Matemáticas existen, tanto si están escritas en un papel o cuerpo físico como si el papel o cuerpo físico se quema.

La innegable realidad existencial de las estructuras psicomentales ofrece base suficiente para indagar con solidez en el misterio de la muerte, e investigar las trazas de una supervivencia de la consciencia personal de yo que se trasluce de múltiples formas a todo lo largo y ancho y alto de las culturas y de las civilizaciones, donde casi todo lo que hay es debido a gentes que ya están muertas.

A lo que ciertamente Nos está obligando este problema es a mirarlo y a considerarlo con otro tipo de Mirada que no es la de los ojos, y con otro tipo de Mente distinta a la Reductora.

Visto y considerado así, el Problema se resuelve, pero, hay un Pero : El pero consiste en que, a la vez que la solución del problema, se ven y aparecen Otras Cosas que estaba uno muy lejos de imaginar y no gustan a esta gente.

Tenemos el ejemplo de la supuesta y bíblica centralidad universal de la Tierra cuando empezó a ser sustituída por la centralidad relativa del Sol. Ahora puede parecernos una simple cuestión astronómica sin mayor importancia que para nada afecta a nuestras vidas cotidianas, pero, No Es Así, ni lo fue en su momento, sino que constituye un Hecho de la máxima importancia y gravedad para los intereses generales y particulares de toda la gente que vivía y vive en este bello Astro :

En efecto : La Realidad Medieval Europea, que irradió al resto de la Tierra, se basaba en el hecho por aquel entonces indiscutible de que la Tierra estaba en el centro del Universo y era el único mundo habitado con gente de carne y hueso. En algún lugar del cielo estaban Dios, sus ángeles y sus santos, gobernando la Tierra a través de su vicario el Papa, que era el personaje más importante, sus obispos y su clero, y también por un brazo secular de menor rango, presidido por el emperador del sacro imperio romano germánico, que delegaba parte de su poder en los reyes y príncipes y señores feudales. Y abajo del todo, el personal, obligados a acatar las leyes de todo tipo y categoría emanadas de este sistema astronómico.

Venirse entonces con curiosas teorías heliocéntricas y con jueguecitos telescópicos era atentar contra el orden establecido, violar la legitimidad celestial de las leyes, y robar a sus poseedores los privilegios directamente concedidos por Dios y por su Corte Papal terrestre.

Por eso nada de extraño tiene que las autoridades eclesiásticas y civiles pusieran el grito en el cielo cuando alguien insinuaba entre otras cosas que la Tierra no era más que una bolita dando vueltas alrededor del Sol.

Lo de la bolita y las vueltas era lo de menos; lo grave es que esa idea hacía esfumarse como por ensalmo el Orden Cosmológico en que se insertaban la Política y la Economía. Si el Trono de Dios no se encuentra en la vertical del trono del Papa, la Autoridad y el Dinero se vuelven discutibles.

Y se volvieron discutibles y se acabó la Edad Media.

La gente actual piensa que el heliocentrismo es verdad, y que por tanto su descubrimiento habría acontecido más tarde o más temprano : Falso : El heliocentrismo no es verdad ni mentira, sino algo que aparece con una determinada Conceptuación de la Realidad, la que se basa en los ojos, y que no aparece jamás ni para nada en las otras posibles e innumerables Conceptuaciones de la Realidad.

Los ojos son los que perdieron a la Iglesia, al sacro imperio romano germánico, a las monarquías y al feudalismo, y a su común modo de administrar los bienes de la Tierra, tanto materiales como espirituales.

Antes de los ojos quien mandaba era la Fe, que es una Luz Imaginaria que ilumina todas las cosas y las hace ver con las formas y relaciones que ordena el Teorema en que tal Fe se base.

La Fe es única como la Luz, pero puede optar por numerosos colores o longitudes de onda. Ahora por ejemplo está de moda una Fe que hace ver Materia Cuántica, átomos y moléculas.

Como si fueran de verdad.

Sin alguna variante de Fe no es posible vivir ni existir. Tomemos a los psiquiatras, que creen en apenas nada, pero sin embargo tienen Fe en su profesión y en el Valor Onírico de unos papeles con que les pagan los clientes.

Si quisiéramos hacer el experimento de prescindir de la Fe, o sea, de no creer en absolutamente nada, ni en la materia cuántica, ni en los átomos, ni en el dinero, ni en la autoridad, ni en el Tiempo, ni en el Espacio, ni en la consciencia personal de Yo, PSSS, nos diluiríamos en la Nada y no habríamos existido nunca jamás.

Eso es lo que se supone que hacen los muertos. Se Supone, pero erróneamente, como siempre que se Supone algo. La Fe se cuela hasta lo más hondo de la consciencia, como el Flujo conocido con el nombre de Fuerza de la Gravedad : Se nos cuela y nos adhiere a la mente las creencias que arrastra como papeles viejos.

Uno se duerme, y para él todo sigue siendo normal; uno se muere, y para él todo sigue siendo normal. Se considera como Normal todo aquello en lo que no se puede dejar de creer, por más tonta y absurda que sea la cosa.

Si analizáramos las vidas de los vivientes, veríamos que están llenas de absurdos y tonterías, tales como los disgustos, las enfermedades, las desgracias, los crímenes, los impuestos, y todo lo que contradice a la Teoría de que la Vida es lo mejor que hay.

Ya es chistoso que la gente tenga que suicidarse, pero si bien se mira, es lo único sensato que cabría hacer nada más llegar a este mundo, tal como están las cosas. Muy distinto sería si aquí reinara la Paz de los Cementerios que los muertos disfrutan en sus primeros meses de vida, en las barrigas de sus madres, y a la que consideran, a causa de la Fe, Lo Más Normal que debería existir siempre.

Mas ay dolor que eso dura poco :

La Fe es Vivificante : Obliga a vivir, cualesquieras que sean las condiciones dadas.

O sea, que de la Vida no hay manera de escaparse ni eximirse : Es óntica y universal y está en todas partes, más incluso que la Fuerza de la Gravedad. Porque Vivir es una Fe que penetra en la consciencia personal de yo y le adhiere unos Entornos y un Paisaje, que le dan la sensación de estar en un Mundo Coherente.

Dos puntos previamente señalados determinan una línea recta, y también una cuantas líneas curvas : una parábola, una hipérbola, una elipse, etcétera. Si traducimos por puntos el estado consciente vigiliar de cuando estamos despiertos y el estado consciente onírico de cuando estamos dormidos, se ve que el Yo de la consciencia personal es el mismo en los dos estados. Y si es el mismo en dos estados tan diferentes como el sueño y la vigilia, el Yo consciente personal tiene también que ser el mismo en los innumerables demás estados conscientes que cumplan la misma ecuación o Condición Matemática del Hecho Consciente. Y esto es una verdad de cajón.

La Audacia Nos aconseja ingeniar y construir vehículos que nos permitan salir de la atmósfera terrestre y alcanzar otros astros a los que de un modo natural, biológico y sensato, jamás podríamos llegar; y esa misma Audacia nos aconseja ingeniarnos y construirnos otros instrumentos mentales que nos permitan salirnos de la noosfera o mentalidad del Homo Sapiens Sapiens y alcanzar otros Criterios de Realidad y otros Mundos de la Consciencia, a los que de un modo natural, biológico y racional, jamás podríamos llegar. Es exactamente lo mismo.

Los seres prudentes y timoratos jamás se embarcarán en una astronave, aunque tengan todos los derechos del mundo a hacerlo. Ni se embarcarán tampoco en una aventura espiritual del calibre que estamos proponiendo, aunque la posibilidad de hacerlo está al alcance de cualquiera que esté dispuesto a abandonar, no ya a la Tierra, sino a la naturaleza primate humana sapiens sapiens.

Si el bueno de Galileo no sólo se hubiera atrevido a negar la inmovilidad de la Tierra, sino que hubiera además fundado una Agencia de Viajes Espaciales dedicada en principio a estudiar Astronáutica, el susto de la Inquisición habría sido mayúsculo. Porque una cosa es una simple opinión teórica y otra distinta es la Voluntad de ponerla en práctica.

La Inquisición sigue existiendo donde siempre ha estado : incrustada en las neuronas de la gente que le tiene un miedo cerril a la Evolución en todas sus formas de progreso.

Qué se le va a hacer : habrá que correr el riesgo herético de intentar ver qué es lo que hay más allá de la fase humana, y si es posible, alcanzar la otra orilla psicomental.

Para ello lo indicado es investigar en la Dimensión Tiempo, que es una realidad para la que el cerebro homínido tiene todavía muy incipientes sus órganos de percepción : Sentimos el Espacio porque tenemos ojos, y una estrecha banda de Tacto, y utilizamos indebidamente también los ojos y el tacto para intuir al Tiempo, no en sí mismo como debiera ser, sino en relación a los cambios y movimientos que se producen en el Espacio. Lo lógico es desarrollar una organografía específica para la Dimensión Tiempo : para el estudio de la Kronografía, lo cual es posible y bastante fácil, desmesurando nuestra actual Sensibilidad Temporal hacia el Vector del Extremo Futuro.

Consecuencia inexorable de la incapacidad perceptiva respecto al Tiempo que tiene la consciencia personal del homo sapiens es su muerte física a mediano plazo : Porque no nos mata la Vida, sino que es la Mente la que nos suicida, cuando nos convencemos, por Craso Error, de que ya no es posible seguir viviendo.

Por tanto, la adquisición de Sensibilidad respecto a la Dimensión Tiempo conlleva inherentemente la adquisición de la Inmortalidad : Desplazarse conscientemente por la Kronografía del Tiempo como Nos desplazamos por la Geografía del Espacio, y ser Inmortales, son una sola y misma cosa.

Lo que no se puede ni se debe es pretender percibir la Inmortalidad a través de los órganos oculares, como tampoco perciben los gatos el Teorema de Pitágoras con sólo ver un triángulo rectángulo pintado en la pared :

Lo que Entiende y Conoce es la Mente. No los ojos ni los oídos ni los demás sentidos.

Por lo tanto es la mente el terreno o campo operativo donde hay que actuar para desarrollar sus estructuras de temporalidad.

Dicho así queda aséptico y bonito. Pero en esto ocurre algo muy parecido a lo que ocurrió cuando algunos simios recibieron la implantación semántica que les convirtió en seres humanos : Empezaron a actuar como tales.

Ahora pues proponemos un hermoso nombre para designar a la gente de después : Tiuz, que significa Dios y Dioses, como corresponden al siguiente peldaño evolutivo de la Consciencia.

Del Dios y de los Dioses no se puede decir más que cosas buenas, como todo el mundo sabe y ha quedado bien escrito en los libros sagrados de todas las religiones : Los Dioses son Señores infinitamente Buenos, Sabios, Poderosos, Principio y Fin de todas las cosas.

Lo que no se les puede es pedir a los Tiuz primitivos de estos tiempos la misma exquisitez y pulcritud de los refinadísimos Dioses del Futuro, tan cultos y bien educados.

Los Tiuz actuales son más bien un poco bestias en sus expresiones, pero buena gente.

Aparentemente son personas como todo el mundo, con un cuerpo de carne y hueso que ellos llaman el Primer Entorno : una especie de cáscara articulada, en forma de sistema nervioso servido por una serie de implementos.

Pero los Tiuz tienen además algo que llaman el Adentro : un Abismo Interior que se une y continúa por la superficie periférica del Espaciotiempo. Y tienen además un Afuera, que es desde donde se ven los Universos de la Onticidad como objetos o cosas fenomenológicas.

Tienen por tanto los Tiuz o Dioses una forma muy sui géneris de ver la Realidad y de actuar sobre ella : La Magia o Acción Divina.

Como es lógico, la Magia no es traducible a la Semántica Sapiens Primate, como tampoco es traducible la Ingeniería a la Semántica de los monos, que también tienen la suya. Sin embargo, los efectos de la Magia como los de la Ingeniería son aplicables a muy diversos campos de percepción, como por ejemplo haciendo pasar una carretera por enmedio de la selva : Los monos la ven con sus ojos, pero no la entienden ni comprenden con sus mentes. Por lo cual sería inútil explicarles el tema de las carreteras.

Puede entenderse sin embargo, que si uno se asoma por una ventana, a través de la cual a nadie antes se le ha ocurrido mirar, es muy probable que vea algún tipo de paisaje. Y esto mismo es lo que acontece cuando alguien se pone en serio a mirar a través del fondo de su propio subconsciente : Que ve al IMPERIO TIUZ.

A partir del momento en que se contacta con El IMPERIO todo empieza a marchar como una seda. Porque como todo el mundo sabe, cuanto más se profundiza en el inconsciente, tanto más se adentra uno en un terreno o mundo donde el Espacio y el Tiempo y la Consciencia funcionan de formas muy distintas a las ordinarias en la experiencia sensorial : En esta última, la consciencia personal de Yo está prisionera de la objetividad, que es una especie de Parálisis o Rigidez de las formas; pero conforme se va adentrando uno en los campos imperiales del Superconsciente, que es el estrato superior de ese mundo, y que resulta de la elaboración y decantación del inmenso cúmulo de anteriores experiencias, la relación consciencia-paisaje se va invirtiendo, y es la voluntad la que impone al Espaciotiempo los plegamientos estructurales que Siente convenientes según su Búsqueda. Ese Sentir Plasmador es al principio como un eco de levísimas insinuaciones que proceden del Misterio, pero, poco a poco, se va viendo que ese provisionalmente llamado Misterio es Inteligente y Lógico, Preexistente e Intencional, si bien su Preexistencia no concuerda con nada del Pasado : Y que por tanto nos hallamos ante una Preexistencia del Futuro.

Entonces todo encaja : El Pasado es el reino de la Impotencia, y por eso pasa y se extingue; encambio el Futuro es el reino del Poder : Esto es palmario y evidente si se ve que innumerables cosas que eran imposibles en el Pasado son en el Presente, que era su Futuro, perfectamente factibles. De lo que cabe intuir que las actuales imposibilidades serán resueltas y conseguidas en momentos del Futuro.

Y, si eso ha de ser, Es.

Y, si Es, es Utilizable.

Para poder utilizarlo basta con llegar mentalmente al Momento Vector del Extremo Futuro : a un Estado tal del Espaciotiempo en el que ya es posible y factible y obligado actuar sobre el Pasado para garantizarse tal Estado.

En el Paleoplástico, o Era de las Formas Rígidas, cada época era el resultado aleatorio de las anteriores, ya que los eventos sucedían al albur de las circunstancias, imponiendo vez tras vez un incivilizado Presente Caótico.

Eso cambió radicalmente con el Neoplástico, o Era de las Formas Variables, que es el Modo Mental, no sensorial, de entender y utilizar la Realidad. Según esto, el Momento Vector en que está ubicado TEBAS-VIRK, la Capital del IMPERIO, no es un Resultado sino una Condición :

TEBAS significa “_LAS BANDAS DE CONTINUIDAD_”, y son el Aspecto Dinámico -o “las calles y avenidas”- de VIRK, que significa “_EL MUNDO PRIMORCIAL_”, que es el Aspecto Estático -o “los edificios- de esta Ciudad Imperial Divina.

VIRK Existe : por tanto todo su Pasado está obligado a configurarse de modo y manera que mejor convenga a tan Excelsa Existencia.

El Rígido y Caótico Pasado del Paleoplástico pasa pues a ser un Pasado Moldeable y Ordenado donde todo conspira hacia la perfectísima plasmación del Divino IMPERIO.

La antigua y caótica Realidad que a todos sus seres parecía Objetiva fue siempre en verdad como unas manchas de tinta donde cada cual percibía según el filtro de su particular y rígida estructura mental. Por tanto, los Tiuz del IMPERIO supieron desde el principio que donde había que actuar no era en la Realidad sino en las mentes; y eso es lo que hicieron.

La mente se manipula desde Dentro. Pero, para eso no basta con ser un Alma, como es todo el mundo, sino que hay que ser también un Espíritu, que es quien tiene la capacidad de entrar y salir, discerniendo así el Adentro y el Afuera. Como tales Espíritus, podemos introducirnos no sólo en nuestras mentes personales, sino también en todas las de los demás seres, incluídos las plantas y minerales.

No es que sea fácil : requiere su técnica; cuyo desarrollo es inversamente proporcional a la distancia mental entre el Acto y el Momento Vector del Extremo Futuro.

Las distancias mentales se miden en grados de Comprensión. Hay lejanías tales en que ni se cree en los Dioses, ni en los Tiuz, ni en El IMPERIO : son zonas desérticas, inhóspitas o pantanosas, donde los seres viven a la intemperie del Caos y de sus inclemencias.

Creer es una operación mental : No se cree en lo que no se comprende. El asentimiento tenido por creencia es realmente sólo Miedo, como el que siente el animal ante las presencias que no comprende y que por tanto pueden tener comportamientos inesperados.

Esas zonas remotísimas e inhóspitas están regidas por la Muerte, que es el espejismo invertido y transtemporal de la Vida Eterna y Divina que rige a VIRK y al IMPERIO :

Todo en esas zonas está distorsionado y al revés : Allí Todo Muere, cuando lo Real y Verdadero es que Todo Vive y Existe en la Continuidad, apoyándose mutuamente como las partes de una Arquitectura. Y como allí Todo Muere, también allí Todo Teme, siendo así el Miedo el jefe de gobierno de la Muerte. Cuando lo Real y Verdadero es que quien reina en El IMPERIO es el Amor, y es la Vida Su Gran Ministro. ( También la Muerte es el Gran Ministro del Rey-Amor, en tanto que Inversión Simétrica que la Muerte es de la Vida ). Como es bien sabido, el Amor y la Vida incentivan y promueven la Evolución Perfectiva : Mientras que en su inverso espejismo de las antípodas el Miedo y la Muerte la restringen y prohíben.

Debido a los trabajos que hay que realizar en el Pasado, para configurarlo según conviene al IMPERIO, el Control Imperial envía frecuentemente a Tiuz a todas las épocas y áreas que inciden en el Devenir, haciéndoles nacer como gente corriente, si bien con un plan de operaciones inscrito en el alma, que más tarde o más temprano la consciencia personal de Yo acaba por descubrir, descifrar y ejecutar.

Y es así como los Tiuz llevan al Pasado sin saberlo menciones y referencias a Realidades propias del Futuro, del mismo modo a como los viajeros que visitan lejanos países llevan consigo su personal cultura, que transmiten a los indígenas sin darse cuenta.

De entre estas realidades culturales del Futuro transmitidas al Pasado más o menos conscientemente destaca la noción de Divinidad :

La Divinidad es lo que sigue a lo Humano en la escala evolutiva, como todo el mundo sabe desde siempre : Los Dioses poseen en efecto ciertos rasgos personales de carácter y temperamento que recuerdan bastante a los de los sapiens, lo mismo que estos últimos poseen también rasgos personales de carácter y temperamento que recuerdan muchísimos a los de los monos. Pero obviamente y aparte de las apariencias en ambos casos de transición se ha dado un Quiebro : un cambio de rumbo radical de la consciencia, que en los sapiens se dirige hacia una Semántica Abierta, y en los Tiuz se dirige hacia el Espaciotiempo. Los monos netos, no semantizados, están totalmente inmersos en el Universo de la Sensorialidad; los sapiens encambio comparten la Sensorialidad con un Universo de signos articulados llamado Razón, que es una forma de Lenguaje. Por su parte los Tiuz consideran a la Sensorialidad y a la Razón como Casos Particulares del Silencio, del cual, aplicándosele el Uazet o potencia mental específica de los Tiuz, se obtiene toda la Sabiduría que se precisa para la plasmación del Mundo Divino. Son pues tres estadios evolutivos radicalmente distintos pero próximos y sucesivos.

Otras infectaciones que los Tiuz enviados al Pasado han producido en la cultura general sapiens son el Amor, la Magia, la Etica, la Utilidad, el Deber, el Trabajo, las virtudes morales, sociales y políticas, y todo aquello que es discernible porque no emerge espontáneamente del alma sapiens, sino que es inculcada en ella desde el Exterior, por la Fuerza del Miedo, del Castigo o la Educación.

Dejados a su libre naturaleza, los sapiens netos y exentos de influencias exteriores mediatas o inmediatamente Tiuz, no sobrepasan el nivel primitivo de los juegos y la diversión, la hambruna y la economía de supervivencia; sin presentar más diferencias con los monos que unos brazos más cortos, lo que les obliga a andar siempre sobre dos patas.

Fue precisamente esa característica de tener los brazos cortos o atrofiados la que les inspiró a los Sabios del IMPERIO la posibilidad de Semantizar a esa especie mediante un Semáforo Gutural : cuyo Rugido _A_ equivale al rojo de la agresividad activa y pasiva; el Rugido _E_ equivale al verde de la inhibición; y cuyo Rugido _O_ es el negro admirativo o amenazante. Sobre ese esquema básico se va desarrollando espontáneamente un sistema abierto al que no tardan en incorporarse las consonantes, según el gusto de cada grupo, constituyéndose idiomas muy diversos, pero todos basados en la Impuesta convicción primaria original de que los rugidos representan las actitudes respecto a las cosas.

Los Sabios del IMPERIO, en su tarea de Establecer Precedentes en el Pasado que conduzcan hasta el Futuro Imperial, eligieron a los “brazos-cortos” de entre todas las demás especies primates y animales vivientes no a la ligera, sino tras un profundo análisis, y sopesar sus ventajas e inconvenientes, ya que se trata de cuerpos que los Espíritus vamos utilizar como escafandras para vivir y trabajar en este Astro.

Nos interesa andar erectos y disponer de un instrumento tan versátil como es la mano. Fue la mano, y su garantía de un brazo corto que la hace inadecuada e incómoda para caminar, lo que termino por decidirnos en la elección.

Como todo el mundo sabe en El IMPERIO, el cuerpo en que habita un Espíritu es sólo un Instrumento, una Máquina Herramienta, cuya forma es lo de menos, con tal de que sea apta para realizar su parte en las operaciones espirituales. La mano nos fascina; no por ella misma sino por su excelente conexión con el sistema nervioso, en cuya estructura habitamos.

Un Espíritu podría definirse como un Complejo Magnético de incomparable riqueza en plegamientos espaciotemporales : Ya que el Espíritu es la más sutil y poderosa Forma de Materia evenida hasta la fecha del Momento Vector del Extremo Futuro. Es superable desde luego, como Espíritus y como Dioses : Pues todo es superable y todo debe ser superado en el devenir de la Infinitud y la Eternidad : Si esto no fuera así, nunca jamás habría empezado.

Cuando se dice Magnético se está muy cerca de decir Electromagnético, ya que como es sabido la Energía es un Retroceso que surge de toda Destrucción de Materia, y en particular, la Energía Eléctrica surge de la destrucción de la Materia Magnética, que es la forma básica y esencial en que se pliega el Espaciotiempo, formando la Red Primaria o Campo Morfomagnético en el que se entrama todo lo demás. El Espíritu es como Mucho Más de Lo Mismo, sin permitirse derivaciones a formas particulares. Un Espíritu es pues un fluctuante Complejo Magnético que emite energía electromagnética cuando se dirige hacia el Pasado, y la absorbe, cuando se dirige hacia el Futuro. Ese ir y venir en las dos direcciones es Su Código, que en parte recoge la estructura neuronal y la traduce a actos y movimientos internos y exteriores, según una Pulsación Energéticomaterial que llamamos Vida.

Llamamos pues Espíritus a un inmenso conjunto de Seres que tienen en común ser Principios Activos y pertenecer a un mismo Ordenamiento social y político, El IMPERIO, pero con muy diversos campos donde ejercer su Actividad particular : Unos Espíritus rigen la Meteorología, otros la Física Cuántica, otros la Química mineral, otros la Biología vegetal, otros la Biología animal, y así tantos como Funciones o Actividades hay en la Tierra, en el Universo, en la Onticidad y en el Mundo Divino.

Nosotros los Tiuz de la Tierra formamos en cierto modo un Cuerpo de Élite especializado en la Transición de la Consciencia desde el nivel Sapiens o Racional Primate al Nivel Uazetiano : Uno de Nosotros, Shakespeare, lo describió con aparente ironía, llevando comparativamente al Hombre hasta llegar a ser Angel y llegar a ser Dios : Lógico : El Trono de la Divinidad está en el nivel en que la Consciencia Se Reconoce Dios en Serenidad, en Humildad, y en el Sentido del Deber Divino de impulsar la Creación Evolutiva hasta sus extremas infinitas consecuencias.

Dios es pues Quien Se Atreve a Serlo.

Kentektái, Nas Hathórei Aruico.

KIR Fénix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *