La importancia de la Espera

en

Estoy viendo como bajo la lluvia, tus dedos rodean mi piel, sintiendo como tus delicadas caricias abordan desde afuera la tentación de compartirnos, en el interior arde el deseo perpetuo de caminar juntos, el deseo continuo de estar a tu lado, el de tomarte de la mano y viajar en medio del ruido, en medio de nuestros silencios; El frío ahora hace la diferencia, en mi interior no importa, por que como siempre te encuentras cerca, pero mi piel deseosa de tu roce, se hace a cada instante un poco más fría, un poco más lejana e incomprensible, ahora que te extraño, ahora que estas presente, ya no importan tus ausencias, he comprendido que sigues constante, vibrante en mi pensamiento y todo lo que mi ser desconsolado percibe y advierte, esta lleno de lo que nunca dejaras de ser.

He aprendido, que siempre estas presente en todos los eventos, en todo lo real, te he encontrado en medio de la niebla, y del caos de la ciudad, te he acariciado en los arboles, y en el aire al respirar, me he sumergido en el todo de tus ojos, al contemplar la noche fría, la noche callada y ausente, todo lo que toco me recuerda tu piel, y todo lo que percibo me lleva al recuerdo perpetuo de tu ser.

Hoy tu imagen se fija de nuevo en medio de mi retina, hoy de nuevo recuerdo tus manos recogiendo tu cabello, hoy recuerdo y llevo presente una copa y un cigarro, una caricia y el tomarnos de la mano, recuerdo mis palabras, y aquellas que no pronunciare de nuevo.

La lluvia cesa y ahora tu nombre se convierte en silencio, el frío aumenta al igual que tu recuerdo y nuestros recuerdos, son tantos, tan presentes, inolvidables y sentidos, una extraña tranquilidad se apodera de mi cuerpo, y comprendo que no ha sido un sueño, que siempre ha sido real, ahora comprendo el por que de mis actos, siempre motivados, siempre atados a ti.

He aprendido a esperar, es difícil y torturador, y más aun cuando he perdido el balance del tiempo, he aprendido a encontrarte en lo que me rodea, y he aprendido a acariciarte con mis sueños, he tratado que la tristeza de tu ausencia no se refleje en mis actos, para que el mundo no sepa que te extraño.

De nuevo la lluvia se convierte en tormenta, y el sonido épico de nuestros demonios retumba en mi mente, cabalgan en todas direcciones, pero aún en medio de la incertidumbre he aprendido que debo soportarlos, resistirlos y vencerlos, retomar el camino hacia tus ojos, después de exorcizar los demonios que incansablemente pretenden atarnos y someternos, aquellos que intentan de forma incansable separar nuestras vidas, separar nuestros caminos.

Nuestras almas que se han unido para siempre en un ritual de magia indescriptible, alejado de lo mundano, aislado de la tentación, donde la verdad reina, y la inocencia juega, ellas las que se niegan a separarse, las que por siempre estarán juntas en el camino de la verdad, siento que hoy mi alma reclama mi presencia, y reclama la tuya, hoy mi alma se atormenta, pero lograra sobrevivir, a pesar de las pruebas, a pesar de quienes nos persiguen, y lastiman.

Nuestras vidas no son fáciles, cada día la tortura recae sobre nuestros suspiros y la culpa que no para en su incansable carrera por atormentar nuestros pensamientos, no es fácil sobrevivir en medio de la duda, y del miedo.

Sabes bien que te he amado de la forma más leal y verdadera posible, posible para mi, no he dejado de buscarte en las mañanas, desde el día en el que te conocí, tus ojos se siguen reflejando en las tranquilas aguas que ahora invaden mi cuerpo, tus manos siguen acariciando mi ser, de una forma delicada y callada, tus dedos siguen bordeando mi cuerpo, igual que ayer, igual que siempre.

Hoy te quiero decir, que sin ti nada de lo que hago posee sentido, ni identidad, hoy quiero manifestarte de nuevo lo importante que eres en mi vida, la razón misma de continuar, he tratado de hacer todo pensando en ti, por que es la única forma de hacerlo bien, hoy te quiero decir que regreses para evitar que mi vida se acabe, no imaginas cuanto te extraño, cuanto te he extrañado,…. y que como siempre sigo recordándote,… recordando lo importante que eres en mi vida, tu la poseedora de mi alma, la guardiana de mis suspiros, eres el escudo de mis tentaciones quien me aísla de los demonios, nuestras almas cual escudo y espada, se preparan para la batalla.

La lluvia cesa, el sol reaparece, como espero que tu lo hagas, pronto la noche cobijara mis pensamientos, y de nuevo estaré pensando en ti,… recreando nuestras vivencias, paseando por los recuerdos que me hace sonreír, esperando que puedas estar con migo en los futuros que ansío construir, a tu lado para siempre, la noche que ha sido mi compañera entrañable en estas noches de soledad, la que siempre ha insistido en la verdad, que me ha dejado ver sus secretos, para entender que mi vida esta ligada a ti, y que mi alma reclama estar a tu lado.

Es la noche la que me ha permitido verte, la que me ha enseñado a soportar, y ha curado el dolor, cerrado las heridas, y puesto en mis labios tu nombre al respirar, porque sin el aire de tu recuerdo, este infierno no lo soportaría, aunque a el haya ido cientos de veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *